Número de contacto
929091770
Horario de atención
Lunes a Viernes
9:00am - 06:00pm

LEASING OPERATIVO

Leasing Operativo Sellert

El leasing Operativo es un servicio financiero que responde a las necesidades de financiamiento de bienes de capital orientado a las empresas. Es realmente una alternativa a la inversión directa con recursos propios.
Hay varios tipos de leasing: financiero, leaseback y operativo.

En términos simples, el leasing operativo consiste en el contrato por el cual se entrega en uso por un tiempo mayor a 24 meses de bienes corrientes, como son vehículos, maquinaria y equipos, incluyendo la gestión y administración de los mismos.

Los Servicios Incluyen:

Equipos en general con mantenimientos preventivos y correctivos en inclusive servicios durante toda su actividad.
Máquinas de acuerdo a condiciones específicas de operación empresarial.
Finalizado el periodo fijado en el contrato, el cliente tiene tres opciones:
Devolver los bienes.
Iniciar un nuevo contrato de Leasing.
Quedarse con los bienes a una cantidad que puede ser estipulada en el contrato al que se le llama valor residual u opción de compra.

Características del Leasing Operativo

El leasing operativo presenta las siguientes características:
Los bienes que se activan son, normalmente, de tipo estándar, de naturaleza común y disponible en el mercado. Por sus características, estos bienes pueden ser fácilmente objeto de nuevos contratos.
La empresa arrendadora debe atender la instalación, garantizar su buen funcionamiento, las cargas y gastos inherentes al derecho de propiedad y, en algunos contratos, los gastos derivados del normal uso del bien.
La duración del contrato es usualmente de 24 a 60 meses
La renta está compuesta generalmente, por una cuota fija en la que ya están incluidos todos los gastos servicios soportes etc. Que requiera el bien durante su uso.

Ventajas del Leasing Operativo

Entre las ventajas del leasing operativo, destacamos las siguientes:
Alta capacidad permanente: las empresas que contratan servicios de leasing pueden adecuarse más rápidamente a las innovaciones tecnológicas que imponen los mercados, sin destinar tiempo a vender maquinaria antigua ni exponerse a la obsolescencia de los equipos.
Disminución de impuestos: al considerarse la cuota del leasing como un arriendo, la empresa tiene la posibilidad de rebajar sus impuestos.
No contabilización en el balance corporativo, hecho que mejora los indicadores financieros de deuda.
Permite externalizar áreas que no forman parte del negocio principal, lo que puede permitir el máximo desarrollo y crecimiento del giro principal de la empresa, sin tener que financiar con recursos propios la adquisición de bienes y maquinarias. Ello permite aumentar los volúmenes de producción y los niveles de eficiencia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Suscríbete para recibir promociones y noticias.

WhatsApp Escríbenos al Whatsapp